DoctorCoche

DoctorCoche

DoctorCoche

Todo lo que debes saber sobre las baterías de coche: cuánto duran, mantenimiento y fallos

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Cómo cuidar las baterías de coche: consejos prácticos para alargar su vida útil y evitar problemas

Las baterías de coche son uno de los componentes más importantes del vehículo, ya que proporcionan la energía necesaria para el arranque, el funcionamiento de los sistemas eléctricos y la estabilidad del motor. Sin embargo, las baterías de coche también son uno de los elementos que más sufren el desgaste y el deterioro con el paso del tiempo y el uso del vehículo. Por eso, es fundamental realizar un correcto mantenimiento de las baterías de coche, para alargar su vida útil, evitar posibles fallos o averías, y reciclarlas correctamente cuando ya no sirven. En este artículo te explicamos cómo hacerlo.

Cuánto dura la batería de un coche y cómo alargar su vida útil

La vida útil de una batería de coche depende de varios factores, como el tipo de batería, el clima, el uso del vehículo, el estado de carga y descarga, y el cuidado que se le dé. En general, se estima que una batería de coche puede durar entre 4 y 6 años, pero este periodo puede variar según las condiciones mencionadas y el fabricante. Para alargar la vida útil de las baterías de coche, se recomienda seguir estos consejos:

  • Mantener la batería limpia y seca, evitando que se acumule suciedad, polvo o humedad en los bornes, que son los terminales metálicos que conectan la batería con el vehículo. La suciedad y la humedad pueden provocar corrosión, que dificulta la transmisión de la corriente y reduce el rendimiento de la batería. Para limpiar los bornes, se puede usar un cepillo de alambre o una lija fina, y luego aplicar un poco de vaselina o grasa para protegerlos.
  • Evitar las descargas profundas de la batería, que ocurren cuando se consume más del 50% de su capacidad. Las descargas profundas pueden dañar la batería y reducir su capacidad de almacenar energía. Para evitarlas, se debe evitar dejar el coche parado durante mucho tiempo sin arrancarlo, o usar los sistemas eléctricos del coche (como las luces, la radio o el aire acondicionado) cuando el motor está apagado. Si se va a dejar el coche inactivo durante un periodo prolongado, se puede desconectar la batería o usar un cargador o mantenedor de batería, que mantiene la batería cargada y en buen estado.
  • Comprobar regularmente el estado de carga de la batería, que se puede medir con un voltímetro o con un indicador luminoso que tienen algunas baterías. El estado de carga óptimo de una batería de coche es de 12,6 voltios o más, y si baja de 12,4 voltios, se considera que la batería está baja de carga y necesita ser recargada. Para recargar la batería, se puede usar un cargador de batería, que se conecta a la red eléctrica y a los bornes de la batería, o simplemente conducir el coche durante un tiempo suficiente para que el alternador del motor recargue la batería.
  • Revisar periódicamente el nivel de electrolito de la batería, que es la solución de agua y ácido sulfúrico que contiene. El nivel de electrolito debe estar entre las marcas de mínimo y máximo que indica la batería, y si está bajo, se debe rellenar con agua destilada. Esto solo se aplica a las baterías de plomo-ácido convencionales, que son las más comunes, pero no a las baterías de gel o de AGM, que son selladas y no requieren este mantenimiento.

Cómo detectar posibles fallos o averías de las baterías de coche

Las baterías de coche pueden presentar diferentes síntomas que indican que están fallando o que están cerca de agotarse. Algunos de estos síntomas son:

  • Dificultad para arrancar el coche, especialmente en días fríos o después de haber dejado el coche parado durante mucho tiempo. Esto puede deberse a que la batería no tiene suficiente energía para activar el motor de arranque, que es el que pone en marcha el motor.
  • Disminución del rendimiento de los sistemas eléctricos del coche, como las luces, la radio, el aire acondicionado, los elevalunas o el cierre centralizado. Esto puede deberse a que la batería no suministra suficiente corriente para alimentar estos sistemas, o a que hay una fuga de corriente en algún circuito del coche.
  • Presencia de un olor a ácido o a huevos podridos cerca de la batería, o de una sustancia blanca o azulada en los bornes. Esto puede deberse a que la batería está sobrecalentada, sobrecargada o dañada, y está liberando gases tóxicos o electrolito al exterior.
  • Inflamación o deformación de la carcasa de la batería, o presencia de grietas o fugas. Esto puede deberse a que la batería ha sufrido un golpe, una caída, una sobrepresión o una sobretensión, y está dañada físicamente.

Ante cualquiera de estos síntomas, se debe acudir a un taller mecánico para que revisen la batería y la sustituyan si es necesario. No se debe conducir con una batería defectuosa, ya que puede provocar daños en el motor, en el alternador o en otros componentes del coche, o incluso causar un incendio o una explosión.

Reciclar la batería

Las baterías de coche son consideradas residuos peligrosos, ya que contienen sustancias tóxicas y contaminantes, como el plomo, el ácido sulfúrico o el cadmio. Por eso, cuando una batería de coche ya no sirve, no se debe tirar a la basura, ni dejarla abandonada, ni arrojarla a la naturaleza, ya que puede causar graves daños al medio ambiente y a la salud de las personas y los animales. Lo que se debe hacer es reciclar la batería en lugares autorizados, como los talleres mecánicos.

Ahora que ya sabes cuánto dura la batería de un coche, ¿Cuándo fue la última vez que se la cambiaste al tuyo?

TE PUEDE INTERESAR: Cómo tiene que ser el mantenimiento del coche en invierno

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

More to explorer